las tisanas

Crónica

Osberto Gómez
Director de la Casa de la Cultura de Mixco

con motivo de la pandemia se han puesto de moda las tisanas de las abuelas. Bien recuerdo la que me dieron a tomar cuando me dio sarampión, o cuando me dio varicela. Estas medicinas naturales que nuestras gentes hacían para curar los males del mundo. Eran cocidos de plantas medicinales o pétalos de flores, amargos o sin sabor. Recuerdo que cuando sufrí de hinchazón mi madre me obligó a bañarme con agua de pétalos de rosas. Cuando sufrí fuertes dolores de estómago me dio te de las flores del árbol del hermano Pedro y con la fe me cure. Para la temperatura muy fuerte me cocino zarzaparrilla, con palo de la vida y cola de caballo, canela, limón en cruz, y le agregaba miel para que la tomara. Para los gases en el estómago agua de tomillo y Laurel. Haber queridos lectores, aporten esas tisanas de las abuelas que son muy efectivas porque aquí estamos todavía. LOOR A MIS ABUELAS

Visite la página de Osberto Gómez, Director de la cas de Mixco                                                                                                     Click en el Icono